El rol del monitor ciudadano

El Monitor Ciudadano es un voluntario que ejerce una función muy importante para su comunidad. Él, o ella, están encargados de velar por la transparencia de los proyectos de construcción que el Estado ejecuta.

Todos los ciudadanos tienen el derecho de manejar información transparente acerca de cómo se gasta el dinero público. Por ende, parte del rol del Monitor Ciudadano es asegurar tal derecho, al menos, en lo referente al gasto en obras públicas.

Este voluntario tiene un papel vital como primera barrera anticorrupción, ya que se espera que informe cualquier alteración. Por lo tanto, ellos protegen a sus comunidades, al asegurar que la corrupción no entorpezca su crecimiento y buen desarrollo.

Cómo ser un monitor ciudadano

Antes que todo, al menos en el caso de Perú, este individuo ha de escoger voluntariamente prestar tal función. Por ende, no se puede imponer dicho trabajo. Existen una serie de requisitos que los interesados deben cumplir.

Por ejemplo, se espera que la persona sea mayor de edad, que no presente antecedentes penales o ejerza algún cargo político y que no esté inhabilitado por alguna medida disciplinaria. El individuo, además, tiene que pasar por una capacitación especial que le acredite como un monitor ciudadano, entre otros requisitos.

Estos cursos de capacitación en Perú están organizados bajo la Contraloría General de la República. En la página web de este organismo se encontrará más información detallada al respecto.

Un punto importante que tiene que tomar en cuenta toda persona que desea ser monitor ciudadano, es que este cargo es voluntario, y está motivado por el bien a la sociedad. Esto significa que la persona no recibirá incentivo económico por cumplir este rol.

Además, debe tener en cuenta que el Estado le asignará las obras que tiene que supervisar. Esta selección se hace de acuerdo al lugar de residencia del monitor.