Rol de los monitores en la supervisión de obras públicas

Los Monitores Ciudadanos de Control son individuos de una comunidad

local que ejercen una función imprescindible de control social al convertirse en miembros del grupo de veeduría ciudadana.

Estos, observan y reportan la correcta ejecución de las obras públicas que se desarrollan en pro de mejoras de los diferentes servicios públicos, efectuados en todas las comunidades locales o regionales de Perú.

En los diarios de este país, como El Comercio, se puede obtener información sobre cuáles son los requisitos para incorporarse a los programas de Monitores Ciudadanos de Control y ,así, poder formar parte del cuerpo de ciudadanos que se incorporan de forma voluntaria y que pueden participar, como lo reseña este medio informativo, en la supervisión de reconstrucción de varias obras publicas, que en este caso fueron efectuadas en la región de la Libertad.

Ciudadanos con arraigo y entrega a su comunidad

Cabe destacar que para ser monitor de control social, el voluntario debe cumplir con varios requisitos especificados en el diario El Comercio, reseñados en el link del apartado anterior.

Además, el aspirante debe realizar un curso de capacitación que dicta la Escuela Nacional de Control. Al aprobarlo, recibirá la respectiva acreditación para poder efectuar la fiscalización de las obras públicas, las cuales debe verificar que cumplan con todos los parámetros establecidos en la normativa vigente de la Contraloría Nacional.

Los monitores ciudadanos de control prestan un servicio desinteresado e invaluable a la comunidad. Al involucrarse de forma comprometida y responsable, en la participación directa en la supervisión de las obras públicas que se desarrollan en su comunidad, lo hacen exaltando el espíritu de entrega y servicio a sus semejantes.

Están conscientes que los resultados de su trabajo se verán recompensados. Todas las mejoras en la calidad de vida serán para todos los miembros de la comunidad, al destacarse los beneficios de sus acciones en el control social de la inversión que hace el Estado en obras públicas.